Cumple 17 años Unidades de Atención a la Violencia de la Policía Municipal

Desde su creación, han atendido a 24 mil víctimas de algún tipo de agresión



La Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) de Chihuahua se encuentra de manteles largos, pues las Unidades de Atención a la Violencia Familiar (UAVI), ubicadas en las comandancias norte y sur, cumplen 17 años desde que fueron creadas y cuyo destacado trabajo ha contribuido al apoyo de más de 24 mil personas víctimas que han padecido algún tipo de violencia, en su mayoría mujeres.

Estos espacios han sido fundamentales para atender el problema de la violencia al interior de los hogares, especialmente dentro de la zona urbana; física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, orden en el que generalmente suelen presentarse estos casos dentro de las familias chihuahuenses.

La atención que se le brinda a la violencia, tanto a la prevención como al ataque de la misma es diferente en cada gobierno. En el caso del municipio de Chihuahua, ha sido una de las principales preocupaciones, pues al generarse una situación de violencia, es muy probable que se deriven otros conflictos como la disgregación familiar, adicciones en los hijos, deserción escolar, entre otros.

La importancia de apoyar a quienes padecen algún tipo de violencia radica en la disminución de conflictos y/o conductas delictivas, y por consecuencia, en sociedades más armónicas y felices.

La violencia familiar es un problema común considerado como delito, en la mayoría de los casos detonada del hombre hacia la mujer y, en muy bajo porcentaje a la inversa, o bien hacia niñas, niños o adolescentes. En ocasiones suele convertirse en un hábito y una forma de vida consuetudinaria para quienes la padecen, sin embargo, puede desencadenar consecuencias trágicas a corto o mediano plazo si no es atendida a tiempo.

A 17 años de su creación, en diciembre del 2005, las UAVI han atendido a más de 24 mil personas que por primera vez se acercaron a exponer su situación y solicitaron la ayuda de profesionales en materia psicológica, jurídica y de trabajo social, un número importante de servicios, pero demasiado alto si consideramos que en un mundo idealista no debiera existir un solo caso de violencia familiar.

Para conmemorar esta importante fecha y compartir el pastel que representa la unión y trabajo entre sus miembros, se reunieron en la Comandancia Norte personalidades como Graciela Ramos Carrasco, presidenta del Comité de Prevención a la Violencia Familiar y de Genero del Municipio y fundadora en Chihuahua de la asociación civil “Mujeres por México”; Liliana Herrera, subdirectora de Atención a la Violencia Familiar y de Genero de la DSPM; Paola Reveles, jefa de ambas unidades; y Norma Ledezma, miembro del citado comité.

Para brindar atención de calidad que dignificara a las personas que han sufrido abuso de una u otra manera, semanas atrás el alcalde Marco Bonilla y el director de la DSPM, Julio César Salas, entregaron las instalaciones de la UAVI en la Comandancia Sur totalmente remodeladas, con espacios limpios y seguros para cada área, donde las víctimas se sientan cómodas y libres.

Según informó Graciela Ramos, fue en el año 2005 cuando se creó el Comité Ciudadano de Seguridad Pública, al cual la invitaron para crear una comisión que atendiera específicamente la problemática de la violencia familiar en la capital.

“Después de reuniones, análisis de trabajo arduo y un gran esfuerzo de muchas partes, surgieron estas unidades. Al director de la DSPM de aquel entonces le pareció una excelente idea. Empezamos con muy poco personal y todos debían conocer sobre las demás áreas de atención, a fin de brindar los primeros auxilios emocionales, el proceso jurídico y la tramitología necesaria para atender a quienes llegaban en busca de apoyo”, expresó Ramos Carrasco.

Recalcó que las UAVI llegaron a tener tanto éxito en la ciudad, que incluso desde la Fiscalía del Estado les enviaban a mujeres víctimas de algún tipo de violencia, para que las atendieran las funcionarias municipales.

Las Unidades de Atención a la Violencia Familiar se encuentran al servicio de la comunidad en cualquiera de las dos ubicaciones; en la Comandancia Norte, en la avenida Homero 500 y en la Comandancia Sur, en la avenida Pacheco 8800, donde personal especializado les brindará la ayuda necesaria para iniciar con el proceso que les permita salir de esa situación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s