No dormir bien puede causar obesidad, depresión y problemas del corazón

Este 13 de marzo se festeja el Día Mundial del Sueño, una rutina que hacemos a diario, pero que no reparamos sobre su importancia en la salud integral, ni en los problemas que genera no tener un adecuado descanso reparador.

De acuerdo a la Dra. Ana karen Navarro Acosta, médico bariatra, docente de la Facultad de Medicina de la UACH e integrante de la Asociación Latinoamericana de Medicina en Estilo Saludable, el no tener una higiene de sueño puede causar obesidad, ansiedad, problemas del corazón, accidentes, enfermedades de salud mental y bajo rendimiento.

Y es que al momento de dormir correctamente se regulan hormonalmente varios procesos biológicos como el apetito, mientras que en el aspecto psicosocial nos permite desempeñarnos al día siguiente de forma adecuada laboral, social y psicológicamente.

Navarro Acosta explicó que el número de horas para dormir depende de la edad de la persona, sin embargo, un adulto promedio debe acumular entre seis y ocho horas de sueño para descansar adecuadamente.

Según un estudio reciente, la falta de sueño está relacionado directamente a la obesidad, y es que al dormir se regulan hormonas del apetito y la saciedad, las que nos hacen sentirnos llenos o con hambre.

Si usted duerme sólo cuatro horas tiene 73% más probabilidades de padecer obesidad; si pernocta cinco horas hay un 50% y si descansa 6 horas tendría 23% de probabilidad de padecer esta condición patológica.

La especialista dijo que existen principalmente dos trastornos relacionados con el sueño: La disomnia es el más común, que consiste en la falta de sueño o problemas para conciliarlo, y la parasomnia que representa no poder despertar o dormir de más.

Dentro de las disomnias se encuentra el insomnio, que es el problema para lograr el sueño o despertarse continuamente, y la apnea obstructiva del sueño, donde la persona dormida, principalmente por problemas de obesidad, tiene periodos donde deja de respirar, lo que la hace estarse despertando continuamente porque no llega el oxígeno al cerebro y no logra descansar.

Para una adecuada higiene de sueño y un estilo de vida saludable, la Dra. Ana Karen Navarro Acosta hizo las siguientes recomendaciones:

1.- Tener una rutina, dormir y despertar a la misma hora todos los días de la semana.

2.- Desacelerar, tener un tiempo de relajamiento o preparación entre la actividad y el sueño para que la mente se disponga a descansar; esto implica apagar pantallas, celulares y bloquear la luz.

3.- La comodidad. Es indispensable tener un buen colchón y almohada, no poner demasiadas cobijas que haga subir el calor corporal, dormir con ropa ligera y cómoda.

4.- No tomar cafeína, nicotina o alcohol dos horas antes de acostarse.

5.- Se recomienda hacer un poco de ejercicio antes de ir a la cama, con 20 minutos de caminata es suficiente.

6.- Cena ligera al menos dos horas antes de dormir para evitar problemas digestivos que inhiban el sueño.

7.- No tener una idea negativa del dormir, sobre todo en la niñez, puede verse como un estorbo que desencadene ansiedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s