Invita UACH a activarse con #BeActive de la OMS para fortalecer salud física y mental

El confinamiento a causa de la pandemia de COVID-19, puede tener consecuencias negativas para la salud física y mental de la comunidad universitaria y de la sociedad en general, por lo que la Universidad Autónoma de Chihuahua, a través del Departamento de Atención Integral al Estudiante, recomienda atender los consejos de la Organización Mundial de la Salud.

La responsable del área de activación física del DAIE, Lic. Ana Paola Lozano Mendiola, dijo que el estar en casa y las restricciones a parques públicos, gimnasios y la práctica de deportes en equipo dificulta realizar actividad física, lo que puede tener por consecuencia serios daños a la salud.

Es por ello que recomendó a todas las personas, de cualquier edad y capacidad física, se mantengan lo más activas posible atendiendo la campaña #BeActive («Sé activo») de la OMS que brinda consejos para realizar ejercicio, disminuir las fatigas por el confinamiento, ayudar a la estabilidad emocional y mental.

“Un simple descanso breve en el que abandone la posición de sentado para hacer 3-4 minutos de actividad física ligera ayuda a relajar los músculos, y es mucho mejor si dedicamos 30 minutos a caminar dentro de la casa o alrededor de la manzana; realizar estiramientos, bailar, saltar la cuerda, hacer sentadillas, lagartijas, subir y bajar escalones, saltos en el mismo sitio, burpees, abdominales, etc., todo esto mejora la circulación sanguínea y la actividad muscular”.

La especialista universitaria indicó que hacer ejercicio físico regularmente disminuye la vulnerabilidad a la COVID-19 ya que puede reducir la hipertensión, ayudar a controlar el peso y disminuir el riesgo de enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, diabetes de tipo 2 y distintas formas de cáncer.

El ejercicio también fortalece los huesos y músculos y aumenta el equilibrio, la flexibilidad y la forma física; en personas mayores, la actividad hace que mejoren el equilibrio ayuda a prevenir caídas y traumatismos.

Además, la actividad física regular puede ayudar a establecer nuevas rutinas cotidianas y generar nuevos hábitos, también es buena para nuestra salud mental, ya que reduce el riesgo de depresión, ansiedad y deterioro cognitivo, retrasa la aparición de la demencia en adultos mayores y sobretodo, mejora nuestro estado de ánimo general.

Para los adultos de 18 años en adelante, la OMS recomienda realizar al menos dos y media horas semanales de actividad física de intensidad moderada, o al menos hora y media semanal de ejercicio de alta intensidad, esto representa un promedio de 30 minutos diarios de actividad.

Si se desea obtener beneficios adicionales para la salud, se debe incrementar el tiempo de ejercicio hasta cinco horas semanales de actividad física moderada o intensa.

Para mejorar y mantener la salud del aparato locomotor, se deben realizar dos o más días por semana actividades que fortalezcan los principales grupos musculares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s