Dimite presidente de CNN por relación con compañera de trabajo

Cae uno de los hombres más fuertes de la todopoderosa industria de los medios en Estados Unidos. Jeff Zucker, presidente desde 2013 de la CNN y de la división de noticias y deportes de su empresa matriz, WarnerMedia, ha dimitido este miércoles.

La razón de su renuncia está en la relación con una compañera de trabajo, la alta ejecutiva de marketing de la emisora de noticias Allison Gollust. Zucker estaba obligado por las reglas de la compañía a compartir esa información.

Zucker fue interrogado en el transcurso de la investigación sobre el expresentador de la CNN Chris Cuomo y su implicación en la defensa ante las acusaciones de acoso sexual de su hermano Andrew Cuomo, que fue gobernador de Nueva York y cayó debido a esas denuncias en agosto del año pasado. Allí descubrieron su relación con Gollust.

“Me preguntaron sobre una relación consensuada con una de mis colegas más cercanas, alguien con quien he trabajado durante más de 20 años. Reconocí que la relación había evolucionado en los últimos tiempos.

Me pidieron que revelara cuándo empezamos, pero no lo hice. Y me equivoqué. Por ese motivo, he decidido dimitir hoy”, ha escrito el ahora expresidente de la CNN, de 56 años, en un comunicado interno a los trabajadores de la cadena de información, que han recibido la noticia como un bombazo para inaugurar un año que se anuncia agitado.

Está previsto que en este 2022 llegue la fusión, anunciada por AT&T, de su división de contenidos WarnerMedia (propietaria de la CNN) con la rival Discovery para crear un gigante de streaming capaz de competir con Netflix o Disney.

Gollust, por su parte, ha emitido otro comunicado este miércoles, en el que avisa que ella permanecerá en su puesto en la CNN. “Jeff y yo hemos sido amigos cercanos y socios profesionales durante más de dos décadas. Nuestra relación pasó a otro estadio durante la pandemia. Lamento que no lo hayamos revelado en el momento adecuado. Estoy increíblemente orgullosa de mis años en la CNN y espero continuar con el gran trabajo que hacemos cada día”.

Zucker, que antes trabajó durante 24 años en NBC Universal, donde alcanzó el rango de consejero delegado (2007-2010) tras hacer historia en la televisión como el joven que modernizó Morning Show, emblemático matinal de la emisora, apoyó al presentador de la CNN Chris Cuomo pese a las evidencias en su contra.

Finalmente, le retiró la confianza en diciembre. El presentador había ayudado activamente a su hermano Andrew Cuomo a defenderse de las acusaciones de acoso sexual, según consta en correos electrónicos y en testimonios recogidos por la fiscal general de Nueva York Letitia James, que ha concluido que el exgobernador de Nueva York acosó a al menos 11 mujeres.

En el currículo de Zucker, tal vez el rostro más reconocible entre los ejecutivos televisivos estadounidenses (gremio poco acostumbrado a dar la cara), también consta haberle dado a Donald Trump un programa de telerrealidad en NBC, The Apprentice, lo que sin duda contribuyó a acrecentar la fama del entonces magnate con vistas a la posterior carrera política que lo llevó a la Casa Blanca.

Zucker se hallaba ahora mismo embarcado en el mayor desafío de la CNN en décadas: la creación de un canal de streaming por suscripción. Su estreno está previsto para finales de marzo, pero ya van tarde. Hace tres años que su competidor más directo, Fox News, puso en marcha una aventura similar, Fox Nation, que ofrece contenidos de pago (y más extremados aún a la derecha).

Para asegurarse el éxito de la iniciativa, Zucker no ha dudado en los últimos tiempos en sacar la chequera. Entre sus sonados fichajes, destacan el de Chris Wallace, veterano presentador, célebre por sus incisivas entrevistas, que dejó Fox News a finales del año pasado alarmado por la radicalización de la cadena, la actriz Eva Longoria, o Audie Cornish, locutor del programa All Things Considered, buque insignia de la cadena de radio NPR.

La CNN ha asegurado este miércoles que anunciarán “lo más pronto posible un plan para una transición tranquila”. Zucker, por su parte, ha escrito a sus compañeros: “Han sido nueve años fantásticos. Ciertamente, habría deseado que las cosas terminaran de otro modo. Pero ha sido una aventura maravillosa. Y he disfrutado cada minuto”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s