Error de fondo la propuesta de AMLO ante la ONU: Irving Gatell

Irving Gatell: déjate del detalle de que se equivocó de sitio; eso sólo es otra prueba de su ignorancia y estupidez; voy a temas y conceptos más relevantes que eso).

Publicó en su cuenta de Twitter Irving Gatell @IrvingGatell


En una explicación a fondo @IrvingGatell retoma de manera crítica la propuesta de AMLO ante la ONU.

1. Te voy a explicar cuál es el error de fondo en la propuesta que hizo López en la ONU (déjate del detalle de que se equivocó de sitio; eso sólo es otra prueba de su ignorancia y estupidez; voy a temas y conceptos más relevantes que eso).

2. La idea de López fue simple: que los ricos le den dinero a los pobres. Digamos que nivel Siglo XIII, a lo Robin Hood. ¿La justificación teórica? La igualdad que debe haber entre todos los seres humanos.

Bueno, pues está bien mal y todo lelo con eso.

Te explico.

3. Esa tontería de idea parte de la presuposición de que la riqueza es algo fijo. Por lo tanto, si la tiene uno, entonces no la tiene el otro.

Es la falacia que sustenta la queja contra «la acumulación capitalista», porque si uno acumula, el otro es pobre.

4. Semejante idea se fundamenta en otra presuposición falaz: la riqueza es el objeto como tal (el oro, principalmente, y sus representantes ante el pueblo: los billetes y las monedas).

Sólo bajo ese concepto se sustenta la idea de redistribuir la riqueza.

5. La riqueza no existe como tal en el objeto. Depende siempre e inequívocamente del valor que nosotros le damos. Una tonelada de oro puede valer mucho o absolutamente nada dependiendo de qué se pueda comprar. Si no hay nada que comprar, el oro no vale nada.

6. Eso significa que la riqueza está absolutamente determinada por DINÁMICAS SOCIALES. Es decir, la riqueza depende de nosotros, no del oro, la plata o las piedras preciosas. O el petróleo.

¿Y qué significa que «dependa de nosotros»?

7. Pues que haya algo que comprar y algo que vender. Es decir, que haya MERCADO.

El dinamismo del mercado es lo que realmente define que un país sea rico o no. Si el mercado está colapsado, el dinero no sirve para prácticamente nada. Por ejemplo, tener dólares en Cuba.

8. Hay regiones en Cuba donde no te sirve tener dólares, porque el desabasto es tal que no hay nada que comprar. El dólar es el dólar. Si vas a Miami, te sirve para muchas cosas. Entonces fíjate cómo lo importante no es el dólar, sino DÓNDE ESTÁS.

9. Lo que en Florida puede hacerte una persona pudiente y solvente, en Cuba no te hace cambiar tu condición de pobre.

¿Empiezas a entender por qué es algo idiota hablar de redistribuir la riqueza, en el sentido de redistribuir el dinero?

10. Eso es lo que López fue a pedir al Consejo de Seguridad (puf…): denle dinero a los países pobres.

¿Para qué, si en los países pobres la productividad esta mermada y no hay muchas cosas que comprar? Tener más dinero no va a marcar la diferencia importante.

11. Al contrario: se provocaría una devaluación del dinero, porque si este no sirve, no vale. Y lo que determina que sirva o no, es que los mercados estén funcionando correctamente.

Por eso, la solución no empieza por repartir dinero, sino por incrementar la productividad.

12. Pero eso es demasiado para López, que no es capaz de decir «ayúdenos a ser más productivos». No, su alma es de mendigo y pordiosero, su temple es de vago improductivo, y por eso fue a pedir limosna.

Pero detrás de eso está toda una tara ideológica.

13. Es la misma tara de los que juran y recontrajuran que Europa es rica y América Latina es pobre porque «nos saquearon y se llevaron nuestro oro».

No, el oro no tiene valor por sí mismo. Europa es rica porque sus mercados funcionan bien. Punto.

14. Además, la riqueza no es algo fijo. México todavía tiene mucho oro por extraer, y eso no nos hace más ricos. Ese oro podría convertirse en riqueza si los mercados mejoran, crecen, se desarrollan. Si no, da lo mismo que el oro esté en su cueva o guardado en el banco.

15. Esa tara es parte inherente de la ideología marxista, que cree que el epicentro de la economía es el capital -las fábricas, la producción, etc.- y no el mercado. Por eso Marx tuvo la ocurrencia de creer que un bien de consumo vale más si se le invierte más trabajo.

16. Un bien de consumo al que se le ha invertido más trabajo vale más si tiene demanda en el mercado. Puedes invertirle todo el trabajo que quieras a lo que quieras, pero si nadie te lo quiere comprar, el valor teórico que tú le des sirve para un pepino.

17. Por eso, la solución no consiste en «redistribuir la riqueza». Eso ni siquiera es posible, porque la riqueza existe en la dinámica social, no en la bóveda bancaria.

Lo que hay que hacer -Acemoglu y Robinson lo dicen muy claro- es construir economías INCLUSIVAS.

18. Esto, en términos prácticos, significa crear dinámicas de mercado que abarquen a la mayor cantidad de gente posible. De ese modo, se produce más, se consolida la dinámica social, todos ganan y todos compran.

19. Por eso, un presidente responsable habría solicitado en la ONU (aunque no en el Consejo de Seguridad) que se hagan los esfuerzos para que las dinámicas de mercado LIBRE lleguen a todo el mundo y beneficien a todas las personas.

Pero…

20. Pues ya ves. Tenemos un presidente mediocre, limitado, con serias taras intelectuales e ideológicas, que se cree la gran cosa diciendo estupideces que ni siquiera son originales.

Ah, pero tiene su focas que le aplauden. Son de tres tipos.

21. El primer tipo de foca que puede aplaudir las idioteces de López, es el empresario cabrón que sabe que se va a poder aprovechar de esas ideas, y -corrupto a fin de cuentas- va a ganar mucho dinero. López tiene a varios así, aunque son el grupo de focas más pequeño.

22. Hay un grupo de focas sensiblemente mayor, que es el de los pobres tontos que no entienden un ajo de cómo funcionan estas cosas, y se dejan engañar por el lado sentimentaloide. Sí, ese de nivel Siglo XIII modelo Robin Hood: darle dinero a los pobres.

23. Y, finalmente, está toda la bola de resentidos e inútiles que sueñan con que la justicia es que le den de todo eso que ha trabajado y obtenido otro. O sea, irresponsables que creen que tienen derechos pero no obligaciones.

Y tú, chairo, ¿de cuál eres? Del 3.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s